De la norma OHSAS 18001 a la norma ISO 45001

La BSI (British Standards Institution) ha sido la institución que ha creado las normas básicas de los sistemas de gestión que tenemos hoy en día. Las primeras normas de calidad y ambiente fueron primero BSI y, luego, ambas fueron llevadas a ISO (Organización Internacional de Normalización) como una consideración para que el mundo las analizara y las adoptara.

Cuando nació la BSI 8800:1996 (Guide to Occupational Health and Safety Management Systems), la cual era una guía para hacer seguridad y salud ocupacional, esta fue presentada a ISO con el fin de migrarla y convertirla en la ISO 18001, que se esperaba fuera en esa época. Sin embargo, por presiones de Norte América, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y por confusiones que se tenían en su momento, con respecto a la norma, se decidió que no integrara los modelos ISO. No obstante, BSI perseveró, ya que en el mundo había muchas personas convencidas de su importancia -entre esos países estaba Colombia-, por lo que se vincularon alrededor de ocho organismos de cooperación internacional y entre dichas partes interesadas y bajo el liderazgo de la BSI se creó la norma OHSAS 18001:1999.

En 2012 se hizo el planteamiento de actualizar la norma OHSAS 18001, teniendo en cuenta que las normas ISO 14001 (Sistema de Gestión Ambiental) e ISO 9001 (Sistema de Gestión de Calidad), las cuales fueron la base para la creación de la norma OHSAS 18001, estaban siendo actualizadas. Uno de los grandes cambios era garantizar que hubiera homogeneidad en la distribución del contenido de las normas a través de la creación del Anexo SL (High Level Structure), una estructura de alto nivel; por tal razón, se pensó que se debía activar el comité para actualizar OHSAS 18001 con la nueva estructura. En ese momento, el diálogo en ISO por las permanentes reuniones de los diferentes comités volvió a poner sobre la mesa lo que desde los años 90 se había iniciado: pedir que hubiera una norma ISO de Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional, llevando el análisis a decidir que era hora de vincular esta norma a ISO. De tal manera que, desde ese momento, en ISO se tomó la decisión de adoptar la norma ISO 45001.

07eqweqweDesde marzo de 2013 se ha venido trabajando la norma ISO 45001 en el ámbito del Comité de Proyecto de la ISO, denominado ISO PC 283 “Sistema de gestión en Seguridad y Salud Ocupacional”. Este comité inicialmente contó con la participación de 27 países y en la actualidad ya suma 54, entre ellos Colombia. De igual forma, cuenta con organismos que lideran este tema a nivel internacional como: la OIT, la Organización Internacional de Empleadores (OIE), el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Laboral (NIOSH), entre otros, con la finalidad de que el documento emitido se encuentre articulado con todas aquellas prácticas laborales internacionales. Actualmente, la BSI es el secretario de ISO para la creación de la norma ISO 45001.

Colombia, como uno de los miembros del comité ISO PC 283 y representada en ISO por Icontec (organismo nacional de normalización de Colombia), creó un comité técnico nacional llamado “Comité 227 Gestión Empresarial”, el cual está conformado por entidades públicas y privadas con gran experiencia en el ámbito de la seguridad y salud ocupacional, en el cual el Consejo Colombiano de Seguridad participa.

A finales de 2013 se dio a conocer el borrador de la norma Working Draft (WD), el cual fue elaborado por el comité PC 283. Este documento se elaboró integrando la estructura de alto nivel establecida en el Anexo SL y la norma OHSAS 18001, para ser analizado en los países miembros por consulta pública.

Entre julio y noviembre de 2014, durante la etapa de normalización conocida como Committee Draft (CD), cada país miembro, a través de sus comités nacionales, analizó el documento realizando aportes técnicos. Como resultado de esta revisión, los países miembros realizaron una votación, con el fin de aprobar o no el documento. Esta primera votación arrojó como resultado que el documento no fue aprobado. Sin embargo, en enero de 2015 se reunió el PC 283 iniciando la segunda etapa de normalización Committee Draft (CD2), analizando los comentarios establecidos por cada miembro y realizando los ajustes respectivos. Nuevamente, el documento fue circulado a los comités nacionales para ser revisado desde marzo de 2015 hasta agosto de 2015. En septiembre de 2015, el comité técnico nacional votó por el “sí” para que fuera analizado en el comité ISO PC 283 como DIS (documento internacional de trabajo). En diciembre de 2015 el documento fue circulado nuevamente a los miembros del comité PC 283 para comentarios técnicos.

Entre los meses de marzo y abril cada país miembro del comité ISO PC 283 discutirá el DIS en sus comités nacionales, quienes deberán enviar sus comentarios finales hacia mediados de mayo al comité ISO PC 283. Se espera que entre junio y julio, ISO PC 283 revise estos comentarios y trabaje en el Documento Internacional de trabajo final (FDIS). Posteriormente, se realizarán ajustes metodológicos, terminológicos y todo lo que tiene que ver con redacción. Es decir, a partir de agosto, se haría la corrección de estilo y la discusión de lSO sobre los últimos detalles con base en la normativa internacional de tipo legal, esperando que la norma sea publicada entre octubre y noviembre de 2016 aproximadamente.

04qeweqwe

Fuente: http://www.iso.org/iso/home/standards/management-standards/iso45001.htm

Para entender más a fondo los cambios realizados de lo que será la norma ISO 45001, el CCS entrevistó a Hugo Jairo Plazas Ruiz (HJPR). Plazas es Ingeniero Mecánico de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en Gerencia Ambiental de la Universidad Libre, experto en administración y aseguramiento de la calidad, auditor de sistemas de calidad, primer auditor líder en Colombia para programas de salud ocupacional en normas ISO 14000 Y BSI 18001. Auditor de la norma ISO / IEC 17025:2005, evaluador líder de la ONAC desde el año 2008. Consultor, asesor y docente en implementación de sistemas de gestión de calidad, medio ambiente, salud ocupacional y seguridad industrial para empresas de diversos sectores entre los cuales se destaca el minero, hidrocarburos, servicio y manufactura. Vicepresidente de la Mesa Nacional de Metrología, participante activo en los Comités ISO 176, ISO 207, Comité Técnico 123. Secretario de Inlac Colombia.

CCS: ¿Cuáles son los cambios más representativos de la norma ISO 45001 con relación a OHSAS 18001:07?

HJPR: Hay cambios de fondo, de forma y tal vez de resultados esperados. En cuanto a forma, lo que se llama la estructura de nivel superior, lo que busca es uniformar el índice, por llamarlo de alguna manera. Es decir, la distribución de los diferentes requisitos y su clasificación dentro del texto de la norma, con la misma estructura de la norma ISO 14001:15 e ISO 9001:15.

En segunda instancia, por la evolución de otros modelos paralelos a 18001 como el tema de la Gestión del Riesgo, se está discutiendo cómo manejar lo que quedó en ISO 9001 e ISO 14001, particularmente como riesgos y oportunidades que, para decirlo de una manera más técnica, se habla de riesgos positivos y riesgos negativos. Es decir, riesgos de que las cosas fallen en el caso de salud y seguridad; riesgos de enfermedad o de lesión, teniendo en cuenta que pueden haber fatalidades, varias muertes, o desastres y riesgos de que sucedan las cosas que se esperan, que es el valor deseado de una situación que se quiera lograr.

En ese sentido, hay discusión y un factor importante que no se nota mucho, pero que realmente está presente dentro de ISO 14001 y OHSAS 18000, y es el hecho de que se hable de riesgos del sistema, es decir que se logre o se malogre el funcionamiento del sistema, que la planificación sea completa, que la auditoría se realice oportunamente, que genere resultados útiles, que la revisión por la dirección realmente mueva el sistema y que promueva los cambios oportunamente. La otra parte es los riesgos que se traían evaluados de la norma anterior, es decir, los relacionados con la seguridad y salud en el trabajo. Por tal razón, ese cambio es más notable en esta norma que en las otras, ya que no traían el concepto de manera explícita a pesar de que en ISO 9001 sí se decía desde su comienzo que era un factor el riesgo, pero dentro del texto de los requisitos a implementar no estaba definido.

Otro cambio importante es el hecho de que se discuta a nivel internacional el alcance en varias dimensiones. Un alcance en términos de personas cubre trabajadores temporales, permanentes, estudiantes en práctica, visitantes, y comunidad (es ahí cuando nos empezamos a involucrar con temas ambientales, de responsabilidad social o de otros temas que hay que ver que no se termine traslapando). Por otro lado, y por la legislación de algunos países, se debe analizar hasta dónde debe ser sujeto de evaluación de control por parte de la organización, aunque a nivel internacional no todos los países tienen la misma concepción. En ese orden de ideas, hay que tomar decisiones con respecto al tema y esos cambios se van a discutir y deben definirse.

Otro punto de cambio está asociado con la parte metodológica de la evaluación de riesgos, lo que se llama hoy en día evaluación de peligros, valoración de riesgos y determinación de controles y su correlación con el manejo de emergencias, que en el modelo anterior estaba en capítulos separados y fomentaba que el riesgo se manejara por separado y ahora debe tenerse en cuenta al identificar peligros. De igual forma, hay que tener en cuenta la correlación de la identificación de peligros, teniendo en cuenta los requisitos legales aplicables para SST, otros requisitos, y la eficacia de los controles existentes.

05eqweqweCCS: ¿Qué va a pasar con OHSAS 18001?; ¿La publicación de la ISO 45001 anulará automática la norma OHSAS 18001?

HJPR: OHSAS 18001 es el modelo que va a estar vigente hasta que termine el periodo de transición. Se espera que si sale la norma ISO 45001, entre octubre y noviembre de 2016, OHSAS 18001 sobreviviría por tres años más, es decir hasta el 2019; de manera que el periodo de transición permita todavía certificar nuevos sistemas, hacerle seguimiento a sistemas que ya estaban certificados en OHSAS 18001 y persistir hasta que termine ese periodo de transición. Al culminar los tres años después de la publicación ISO 45001, ya no se otorgarían certificados con OHSAS18001, sino que entraría la norma ISO 45001, por lo que OHSAS 18001 con su origen en BSI quedaría obsoleta, sustituida por ISO 45001 si así se decide en el comité ISO PC 283.

CCS: ¿Qué quiere decir la norma cuando referencia el término “contexto de una organización” y qué hay que tener en cuenta?

HJPR: El tema de la planificación se vuelve muy importante porque se requiere que desde la planificación se visualicen los riesgos y las oportunidades para que se pueda proyectar su prevención y fomento. En ese sentido, es muy importante reconocer que las empresas son un subsistema de un sistema más grande; es decir, que la red de procesos, las actividades y los controles que se realicen dentro de una organización afectan al resto de lo que conocemos como las partes interesadas. Si se reconoce que la organización es un conjunto que se encuentra dentro de otro conjunto más grande, es mucho más fácil hacer adecuadamente la planeación, mantenerla viva y adaptarla a los cambios. De esa manera, establecer el contexto implica ser más formales en ver la estrategia de la organización, como se planea la organización en general, para que al planear su sistema de seguridad y salud ocupacional se haga esa conexión sistémica hacia afuera y se pueda dar garantía de que el sistema responde a las necesidades de la organización, se adapta al orden jurídico y se actualice conforme cambien los entornos en los que opera.

CCS: ¿Cómo considera usted que se pueden abordar los riesgos y aprovechar las oportunidades, desde la perspectiva de seguridad y salud en el trabajo, en las organizaciones?

HJPR: Se puede dar la respuesta en varias etapas, la primera es que este punto está muy ligado con la planificación de los sistemas de gestión en general y particularmente con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional y en Colombia con el Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo. El hecho de abordar la planificación implica que hay que ampliar el concepto de planificar; es decir, ya no basta organizar por procesos la empresa, ni hacer un panorama de riesgos (lo que llamamos en nuestro medio identificación de peli – gros) de manera aislada como se lleva hoy en día, en el que por una parte se ve el tema de salud, por el otro lado se ve el tema de ingeniería, aparte se ve el tema de emergencias, y temas como el psicosocial, por ejemplo, ya no lo ve la ingeniería pero la salud en general tampoco. Las mismas legislaciones de los países han separado particularmente el tema psicosocial, entonces en este momento tenemos una especie de rompecabezas que no hemos armado.

En la nueva norma y en nuestra legislación actual es muy importante que se consideren esos componentes, es decir, que se vea el conjunto, el objeto social de la empresa para saber qué es lo que hace la empresa, sus riesgos de todo nivel. Ya no es el famoso panorama de factores de riesgo, ya no es la Guía GTC 45, ya no es solo eso, sino un abordaje holístico de la organización para que se pueda mirar en función de los procesos y las actividades qué cosas promueven la salud y la seguridad y qué factores la pueden deteriorar o dañar. A la primera la llamamos oportunidades o riesgos positivos y a la otra la llamamos riesgos negativos, a ambas hay que abordarlas y analizarlas para ver cómo aumentamos la probabilidad de que sucedan las oportunidades y cómo reducimos la oportunidad de que ocurran los riesgos.

En ese contexto, implica un análisis muy detallado por actividades por puestos de trabajo, por grupos, por áreas, por frentes, de tal manera que las decisiones que se tomen para promover los riesgos positivos u oportunidades y para prevenir los riesgos negativos o riesgos, solamente como aparecen, obedezcan a un ejercicio muy cuidadoso y, seguramente, producto de la toma de decisiones colectivas que resuelvan el problema conjunto y no situaciones localizadas. Eso hace que dentro de la escala del manejo del control se prevalezca por los elementos superiores; es decir, por la eliminación de los riesgos, la sustitución de los peligros y los riesgos, o por los controles de ingeniería y administrativos, más que por el uso de elementos de protección personal. Un factor muy importante que va a determinar el trabajo adicional va a ser el tema conductual, es decir, que las personas se comporten de manera segura e individualmente y en reconocimiento colectivo, porque si eso no se resuelve, no habrá controles suficientes. Entonces, el primer punto al que hago referencia es la planificación, ese es el trabajo más duro, que va permitir hacer un buen abordaje de riesgos y aprovechamiento de oportunidades.

En segunda instancia está la correlación, como se expresa anteriormente, con los requisitos legales, porque gran parte de la determinación de la aceptabilidad del riesgo está en la legislación o en la documentación técnica que la legislación refiere. Hay que ser muy cuidadosos en la correlación de los riesgos y oportunidades con los requisitos legales asociados a ellos y, como hay tanta dinámica particularmente en Colombia en ese sentido, hay que estar actualizando los documentos; lo que se llama en nuestra legislación la matriz legal y eso implica equilibrarla con la evaluación de riesgos y la fijación de controles. En ese punto es importante tener en cuenta: la correlación con requisitos legales para ejercer controles, reducir el riesgo de incumplimiento legal y promover el cumplimiento del orden jurídico.

Y en última instancia están los resultados, la demostración más patente de que los riesgos negativos se previenen y que las oportunidades o riesgos positivos se aprovechan, que los resultados son favorables. En ese sentido, es conveniente reevaluar los indicadores de gestión, pues hay que usar los que el orden jurídico de cada país nos obliga, pero hay que ver que se necesitan nuevos mecanismos para medir este desempeño y poder demostrar que sí son funcionales. Eso es lo que se va a retroalimentar con el seguimiento y nos va poder permitir hacer los ajustes para el abordaje de riesgos y el aprovechamiento de las oportunidades.

CCS: ¿Cuál es el papel del representante de la alta gerencia para el sistema en la norma ISO 45001?

HJPR: En la estructura de las nuevas normas, uno de los requisitos de lSO, que estaba a nivel individual y a nivel colectivo en la 14001, era el hecho de reconocer que quizás el equipo o la máxima autoridad de la empresa normalmente están orientados a buscar negocios, mercados, a obtener ingresos. Lo que se buscaba era que alguien en particular de ese equipo de la alta dirección tuviera una responsabilidad asociada a hacer mover el sistema, a estar informando a sus compañeros de la alta dirección cómo se estaba moviendo y a promover la toma de conciencia. Todas estas responsabilidades decidieron concentrarse en un delegado de esta alta dirección.

Dentro de la filosofía de la nueva estructura, se planteaba reducir los detalles en los requisitos que no fueran necesarios o que en el mundo se hayan superado de manera insuficiente. Se planteaba, justamente, retirar este nombre del representante o delegados de la dirección, y dejar esta responsabilidad en manos de la alta dirección para que sean ellos los que decidan si necesitan o no un delegado. En ese orden de ideas, ya no hay en ISO 14001 y en ISO 9001 esta exigencia, probablemente en 45001 también sea retirada. No obstante, dado el desarrollo que tiene la norma en este momento, no podemos ser tan taxativos en ese sentido, solo podemos proyectar que seguramente no va a haber esa exigencia con esa representación. Lo que sigue en sí vigente son los requisitos de responsabilidad, autoridad, función y rendición de cuenta que la alta dirección distribuirá o asignará.

CCS: ¿Qué beneficios trae esta nueva norma?

HJPR: Hay beneficios locales y hay beneficios internacionales. El beneficio internacional es que nos uniforma a todos y que, en cierta medida, formaliza algo que se lleva desde el año 1999, porque muchas empresas en Colombia y en el mundo han certificado su Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional y reconocerlo facilita las cosas porque permite homogenizar, integrar más los sistemas de gestión y esto ayuda a que tanto directivos como operativos en las empresas, autoridades, clientes, proveedores y comunidad en general, reconozcan un modelo universalmente adaptado para estos fines y va a facilitar mucho la comunicación. Ojalá que también llegue a niveles escolares y universitarios, de tal manera que los nuevos jóvenes que se incorporan a la actividad laboral ya vengan preparados para integrarse a ese requisito.

A nivel nacional, como tenemos el Decreto 1072/15 Libro 2. Parte 2, Titulo 4, Capitulo 6, el cual es el que más peso tiene dentro de este Decreto Único Reglamentario que compila una buena parte de la legislación anterior general, pues se va a volver una relación en doble vía. Las organizaciones están obligadas a implementar el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo con la legislación colombiana. Al hacer eso prácticamente están cumpliendo con OHSAS 18001, de tal forma que va a ser fácil, y posiblemente más económico, certificarse en OHSAS 18001 e ISO 45001 y volverse nacional e internacionalmente reconocidas. De igual manera es un beneficio porque conecta la salud y seguridad a los otros sistemas y fomenta y promueve el cumplimiento del orden jurídico local.

El beneficio más importante es que respeta el derecho humano y promueve el bienestar de las personas en los diferentes lugares de trabajo (incluido el teletrabajo), así como el trabajo de profesionales independientes que actúan como contratistas en una organización, favorece inclusive al servicio doméstico y esto reduce el incumplimiento de los derechos humanos, el trabajo infantil, y todas estas aberraciones que han existido en los sistemas laborales del mundo y eso hay que abonárselo a estos modelos.

CCS: ¿Cuáles pueden llegar a ser las dificultades de la implementación de esta norma?

HJPR: Una de las dificultades más frecuentes en las organizaciones puede ser el aspecto financiero no porque que cueste más, sino porque en este momento hay mucha informalidad al respecto y entonces no hay presupuestos asignados, no hay seguimiento, no hay inversión en vigilancia epidemiológica, no hay inversión en elementos de protección personal adecuados, ni en capacitación, ni en vigilancia de las conductas de las personas. A veces, en función de la productividad mal concebida en las empresas de manufactura, que particularmente en Colombia ya quedan muy pocas, se sacrifica el bienestar de las personas. Eso implica cambios comportamentales, particularmente de las altas directivas. Por ahí empiezan las principales dificultades en la implementación y a partir de ahí, lo que se llama la resistencia al cambio. Las empresas tienen la tendencia a seguir por donde iban y muchas personas pueden pensar: “pero bueno si ya tenemos ISO 9001 y de pronto ISO 14001, pues es muy fácil montar sobre ellas Seguridad y Salud Ocupacional”. El problema es que las normas ISO 9001 e ISO 14001 no están suficientemente bien implementadas y entonces la dificultad va a ser que vamos a montar un nuevo modelo sobre una plataforma que tiene debilidades sistémicas y, en ese orden de ideas, va a ser una norma que si no resuelve los problemas elementales como el control de documentos, la auditoría interna o la revisión por la dirección o el manejo de acciones correctivas, implementa un modelo nuevo sobre una plataforma que tiene vicios y eso puede dificultar un buen uso, porque en esta norma se nota más la participación que en un modelo ambiental donde se concentran mucho en solucionar problemas que son creados y manejados por algunas áreas en particular o en temas de calidad que tal vez se manejan con unos frentes particulares. Aquí participan todos y, si participan todos en función de ese volumen, también se presentan las necesidades de compromiso de capacitación, planificación y esto dificulta su puesta en práctica.

CCS: ¿Alguna desventaja para las PYMES?

HJPR: Las empresas pequeñas son muy limitadas en el número de personas ya que todos tienen unas funciones muy específicas, por lo que pensar en que podemos tener un profesional de tiempo total o parcial dedicado al sistema es difícil porque se vuelve un costo más alto en proporción al número de personas que tiene la organización.

Esto ha promovido, en el caso de Colombia, que las ARL desarrollen un software, o páginas web, para que puedan apoyarse, por lo menos desde el punto de vista informático, en este tipo de cosas, pero sigue habiendo muchas necesidades que son de difícil cubrimiento. Es difícil pensar que una PYME tenga dentro de su grupo un profesional especializado en temas de seguridad y salud en el trabajo lo suficientemente desarrollado como para que pueda ser el administrador de un contrato con la ARL o con algunos contratistas en temas muy especializados. Como ya lo nombré antes, el riesgo psicosocial por citar un ejemplo, pero si hay otro tipo de temas, si hay radiaciones ionizantes, si hay apoyo ante lo legal, si hay ejercicios relacionados con la prevención en temas de emergencias, no tienen ese profesional dentro del equipo de trabajo y conseguirlo temporalmente significa un costo que dificulta también su administración. Las PYMES requieren que los gobiernos desarrollen algún tipo de apoyo, puede ser a través de las ARL o de otros mecanismo para que evolucionen y se mantengan, porque pueda que lo implementen la primera vez y hagan un esfuerzo financiero y administrativo pero al mes siguiente ya cambió el orden jurídico, al siguiente mes obtuvieron un nuevo negocio que les cambió sus circunstancias y la actualización de la evaluación de riesgos o de su matriz de requisitos legales les impidería continuar manejando el sistema y la tendencia sería volver a operar como lo hacía antes de implementar el sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo.

03eqweqwCCS: ¿Cuáles cree usted que serán los pasos que deben seguir las organizaciones para implementar la norma ISO 45001?

HJPR: Una cosa es actualizar la norma y otra cosa es implementarla para las nuevas versiones. El camino aparentemente más fácil es pasar de la norma OHSAS 18001 a la norma ISO 45001. Se recomienda a los usuarios que hagan una tabla de correspondencia entre la versión de 18001 con 45001, y la correlación con el orden jurídico del país, ya que la norma es internacional y a pesar de que hay alguna homogeneidad internacional en requisitos de salud y seguridad, particularmente nuestro país tiene unos requisitos específicos, nomenclatura y otros temas que no se ven en todo el mundo. Si nos concentramos solo en la 45001 o en el cambio de 18001 a 45001 se nos pueden quedar por fuera requisitos legales y esto no promovería una nueva norma, pero si hacemos estas tablas de correspondencia vamos aterrizar en qué tenemos para garantizar que continúe y en qué falta para planear su realización.

Se sugiere que quien haga este tipo de tablas de correspondencia se apoye en profesionales de la salud, de ingeniería, o derecho y enfaticen en dichos temas que tengan que ver con su organización en particular y que no dejen por fuera la correlación con temas ambientales porque cada vez son más comunes los temas de responsabilidad social y los temas de seguridad física en los que no atañe directamente en la seguridad y salud en el trabajo, ya que hay interfases muy importantes que podemos descuidar por concentrarnos solamente en seguridad y salud en el trabajo. En ese sentido, vamos a tener un buen ‘contexto’, vamos a poder asegurarlo y prepararnos para lo que haga falta.

El que no tenga implementada la norma OHSAS 18001 puede cruzar directamente la norma ISO 45001 con el orden jurídico en seguridad y salud en el trabajo y hacer ese ejercicio de identificar elementos que ya tenía dentro de su organización pero que seguramente estaban en diferente nivel de formalización, algunos muy arraigados porque quizá eran temas laborales que seguramente los profesionales directos o indirectos los tenían bien organizados. Adicionalmente, lo que esté de manera informal hay que formalizarlo bajo un sistema de información documentada y hacer una auditoría periódica, bajo una revisión sistemática, y para lo que les haga falta pueden buscar apoyo por parte de su ARL. Si no se puede hacer por esta vía, se deben hacer presupuestos, saber qué hay que hacer y realizar un diagnóstico psicolaboral, como resultado de este hay que hacer modificaciones estructurales, barreras, sensores, adquirir nuevos EPP.

Si hay personas que estaban haciendo trabajos temporales o permanentes que están reglamentados como trabajos en alturas o espacios confinados, se mirará mucho el tema de riesgo psicosocial, así como el funcionamiento adecuado del Copasst y del comité de convivencia laboral. Además, se verá si hay alguna correlación con temas ambientales, si deben tener un departamento ambiental o un jefe ambiental, establecer cómo estas evaluaciones ambientales pueden dar información para que se pueda controlar afectaciones ambientales que terminen generando dificultades a las personas en el lugar de trabajo. Ese, tal vez, sería el inicio, de ahí en adelante hay que reconocer que la legislación cambia todos los meses; por tal razón, hay que mantenerla actualizada frecuentemente. Si la legislación dice que hay que hacer la actualización anual de la evaluación de riesgos, se debería revisar permanentemente.

Otra cosa muy importante para tener en cuenta es desarrollar mecanismos para que la gestión del cambio se dé dentro de la organización y favorezca este tipo de medios que nos van a dar funcionalidad y nos van a reducir los riesgos, incluido el riesgo legal negativo.

Por: Ivonne Aldana Montenegro / Máster en Sistemas Integrados de Gestión / Profesional de Servicios I / Dirección de Certificación y Auditorías / Consejo Colombiano de Seguridad (CCS) / Bogotá, Colombia